MI HISTORIA

EL COLOR COMO LA MÚSICA, ES UNA CUESTIÓN DE VIBRACIONES

Elle Hof

Por ello, una de mis misiones mas profundas es eliminar ideas preconcebidas sobre el color y sus efectos. No es cierto que un color vibrante altere desde un punto de vista negativo, o que uno agrisado tranquilice.... Puede que necesites un poco de estimulación en tu espacio y que un tono neutro te aplane y eso no te beneficie.

Y por esa razón, en mi trabajo es vital conocer, tener en cuenta y respetar tu personalidad. Solo de esa forma, consigo ofrecerte una paleta de colores con la que realmente estés a gusto porque es un reflejo de tu personalidad única. Y todo ello, lo hago a través de mis conocimientos en diseño, decoración y en psicología aplicada del color.

Pásate por el blog si quieres ver saber mas sobre este tema...

Necesitaba un porqué y no paré hasta conseguirlo

Sí, mi cabeza necesitaba saber por qué unas personas se sienten más atraídas por unos colores que por otros, por qué dos amigas podían odiar y amar una misma combinación de colores. Necesitaba una base que justificase ese comportamiento.

La respuesta la encontré trabajando como diseñadora de estampados y empapándome del espíritu creativo, libre de categóricos infundados londinense. Mis experiencias me ayudaron a saciar mi espíritu curioso, a sacar más información de mi entorno, especialmente de los colores. Analizándolos y clasificándolos consigo entenderlos mejor y ver todo su potencial.  Y, esa forma de ver la vida me encanta…

Encontré lo que buscaba y algo mucho más grande

Pues sí, en mi vida en Londres encontré respuestas a mis inquietudes pero lo mejor es que me encontré a mí misma.

Después de años estudiando una carrera con la que no encajaba, arrastrando expectativas que no eran mías y en una dinámica poco estimulante, volví a conectar con las cosas que me apasionaban, a respirar libre y plenamente, y a recuperar a la niña de mi interior.

Elle Hof

Descubrí el maravilloso poder de estar alineada contigo cuando buscas escucharte de una manera auténtica y te rodeas de personas que vibran en ese mismo tono y pruebas cosas que realmente te apasionan. Solo entonces descubrí todo mi potencial, como un pavo real que por fin se atreve a abrir sus alas y enseñar todos sus colores

Fue una época de logros, nuevos grandes amigos que me acompañan siempre desde entonces y recuerdos que llevo muy cerca del corazón y que reavivaron mi espíritu. 

Hoy en día continúo extendiendo mis alas, acercándome cada más a la persona que soy realmente y, sin duda el arte, el diseño y, en especial, el color es mi gran compañero de viaje. 

Elle Hof, el resultado de mis hallazgos

Fruto de todas esas respuestas, hallazgos y reencuentros nació Elle Hof para aportar bienestar a través de la buena energía del color. En Elle Hof doy rienda suelta a todas mis pasiones diseñando estampados textiles que pueden materializarse en mil y un colores.

Si tuviera que definir a Elle Hof, lo haría a través de sus valores. Elle Hof es creatividad, libertad de expresión auténtica, libre de ideas preconcebidas y prejuicios, con un respeto por el diseño, las personas y el medio ambiente.

Elle Hof, es algo más que una marca, es la expresión de mi personalidad.

Soy Elena y disfruto convirtiendo convertir lo cotidiano en algo especial

Me suelo presentar como decoradora y diseñadora de estampados especializada en psicología aplicada del color, te ofrezco una visión de la decoración en la que el color es el eje central y el hilo conductor.

En un tono más personal, te diré que me siento atraída por todo lo que se sale de lo convencional, de ahí que una de mis debilidades sea querer convertir lo ordinario en extraordinario.

Elle Hof

 

Y esa idea estimulante me lleva a crear en mi día a día situaciones inverosímiles desplazando por un rato a la rutina para dejar paso a una pizca de surrealismo mezclado con diversión y sobre todo con color, mucho color. La diversión que te proporciona cosas como beber chocolate caliente en copas de champán, comer macarrones con tenedores de aperitivo, o disfrazarte para salir a pasear con una amiga y es que… la vida es muy corta para vivirla en beige ¿no crees?

Podría decirse que todo viene de mi forma de observar lo que me rodea

Desde pequeña clasificaba artilugios que encontraba por casa, fascinada por las formas mas inusuales, las cosas de una habitación en “lo que tenía ritmo”, “lo que no tenia ritmo” o “cómo mejorar la vibración de ese espacio” y si podía, no paraba hasta conseguirlo

Con la edad he aprendido a ponerme en la piel de mis clientes y no parar hasta conseguir el espacio que ellos quieren. 

¿Te animas a emprender un viaje de color? Contactar me